Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘General’ Category

196 Materno

Mi madre coge un limón.
– Esto… ¡Es muy importante!
Mi padre deja caer el periódico y le pega una paliza.

Anuncios

Read Full Post »

Cuando sudar es un placer

Mi padre me saca otra foto en la tumbona. Mi madre habla por teléfono a mi lado y espía soviéticamente lo que escribo en mi portátil. Mi hermanita vomita en la piscina del hotel y me priva del consuelo de un baño.

El mediodía nos ahorca.

“¡Mañana veremos a mi hermana y a sus hijas!” celebra mi padre cuando entremos en la habitación. Entro en último lugar, una mano en el pestillo, la otra enroscada en el cable del ratón.

El mediodía no está solo.

Read Full Post »

169 Sacrificio

Un buen ejecución, ya no se hacen como esta.

 

Me despierto casi a mediodía y salgo de la tienda.

Están todos sentados en círculo, en silencio. Me esperaban.

Me enseñan la lata de cerveza que tiré al suelo por la noche, me repiten lo importante del orden y la sanidad. Me inclino y acepto los cargos, me tumbo sobre la mesa de picnic.

La sentencia es divina.

La suma sacerdotisa coge el cuchillo de plástico y me arranca el corazón.

 

Read Full Post »

168 Último día

Para que recoger si volvemos en un año

 

Estalla la guerra. Las piquetas son espadas y las toallas son escudos o capas. Los ejércitos se enfrentan y restalla el sonido de las armas. El saqueo de la ciudad ha comenzado.

Y hay gritos.

Y hay sangre.

Y hay gente que se arrastra.

Alguien pierde la maleta, otros deciden olvidar su tienda. Los cadáveres de botellas y latas riegan el valle. La mañana se aleja y se lleva la resaca de una semana. Con un último estertor, el cuerpo del campamento se levanta y muere.

Read Full Post »

167 La frontera

 

 

Gloria a Nurgle, Señor de todo lo Inmundo.

 

Los organizadores y guardas saben que aquí dentro no hay ley. No nos protegen: vigilan que no salgamos. Caminan con paso lento al otro lado de la valla y sin mirarnos fijamente a los ojos, apartados un metro de la verja.

No los perdemos de vista. Saben que si se acercan o tratar de entrar, no volverán a salir. No del todo.

 

Aquí reinamos nosotros, sobre las montañas de heces. Día a día quedan menos tiendas intactas, y se duplican las botellas de alcohol. La gente bebe en honor al Sol, adoramos ídolos hechos de basura, se oyen mordiscos de placer al aire libre.

Somos el caos y el declive, la frontera entre la civilización y la barbarie. Nos subimos desnudos a las letrinas que rebosan podredumbre y gritamos al cielo palabras que ya no existen; menos humanos, más felices.

Read Full Post »

166 Siesta

 

 

Sombra nuestra de cada día

 

Peregrinamos lejos del llano, donde sólo hay bochorno.

Arrastramos los pies, casi no hablamos.

Nos dejamos caer sobre la arena, desorden de cuerpos desconocidos.

Bajo el sol cruel, los árboles son madres que nos arropan lentamente con su sombra, y por fin dormimos.

 

 

Read Full Post »

165 Laberinto

Algo se aproxima

 

Volvemos tarde de un concierto. Entre las tiendas se oye un rugido, a nuestro lado, y huimos. Nos separamos. En la carrera tropiezo y caigo, y me escondo.

El minotauro pasa muy cerca.

Sus pasos conocen los pasillos entre las tiendas, cada plaza y esquina. Veo la silueta de sus cuernos frente a un toldo, acecha a unos borrachos que se acercan, atrapa a uno y oigo como lo devora. No hay grito.

 

Regreso al campamento y hacemos recuento: estamos todos. Brindamos alegres por la supervivencia de otra noche juntos en el hogar de la bestia, y por la música.

 

Read Full Post »

Older Posts »